Corporacion

Varias cuarteleras

Queridos Herbados, como quiera que muchos de nosotros, no podremos estar hoy en la exaltación de la saeta cuartelera, he encontrado en la red esta muestra de saetas que os dejo aquí  ancladas, para que además de hoy nos sirvan de consuelo esos sábados que no podemos estar en nuestro bendito PUEBLO.

Loren Reina y A.Sierra.

 

Antonio y Javi Sierra.

 

( El pelicano).

 

Rafa Sanchez y Antonio Martin.

 

Loren Reina y Pedro Sillero

 

Fotografia del altar de cultos de nuestra Cofradia:

fotografia Jesus en la Oracion del huerto

Ademas os dejo un maravilloso poema de Miguel Romero:

EL PROSCRITO

En medio de agreste sierra
que los horizontes cierra
de un humilde pueblecito,
vive un desterrado en calma
con la nostalgia en el alma
de su terruño bendito.

Ni una frase de consuelo,
ni una sonrisa del cielo
alegra su vida inerme;
oscuro y desconocido
cayó al polvo del olvido
como el que en la tumba duerme.

De un cán, fiel compañero,
sigue empinado sendero
sin otra amistad ni guía;
y al pie de una Cruz sentado
reza y canta el desterrado
Las Angustias de María.

Entre aquellas soledades
de abruptas inmensidades
reina un silencio que espanta,
turbado por el proscrito
que ante el Símbolo bendito,
Saetas, con pena canta.

Saetas canta con pena,
perdido en Sierra Morena
“sobre un peñón solitario”
y ante una Cruz vacía
piensa en la Virgen María
al pié del Monte Calvario.

¡Sólo! Abrazado á la piedra,
cubierta de musgo y hiedra
sólo Dios llorar le ha visto;
que abrazar le parecía
“Aquella Columna fría
donde amarraron á Cristo”.

Y canta, … canta Saetas
que se extinguen en las grietas
de los alcores lejanos;
en cuyos ecos le envía
su amor á una Cofradía
de fervorosos Hermanos.

Y piensa con ansias crueles,
si entre cien amigos fieles
le tiene alguno en memoria.
Piensa en su patria querida
donde perdió media vida
cantando su hermosa historia.

Piensa con negra amargura,
si le darán sepultura
donde duermen sus mayores;
ó si el triste desterrado
será festín codiciado
de lobos devoradores.

Piensa, en fin, hora por hora
desde el beso de la aurora
hasta la noche sombría
en Puente Genil hermoso
el más culto y religioso
de la hermosa Andalucía.

Donde hay puras tradiciones
donde hay ricas procesiones
donde el vino es exquisito….
Y en estos solemnes días
todos gozan alegrías,
todos…. ¡ menos el proscrito!

¡ El proscrito!; que hoy no llega
á ofrecerle á Paco Ortega
por un Santo una canción;
y desde estas cumbres remotas
sólo le envía (aunque rotas)
las alas del corazón.
  Miguel Romero