Noticias

Coplas Sábado de Tentaciones

Segunda subida al Calvario ” Tentaciones“.

Triduo en esta Semana : Nuestro. Padre Jesús en el Huerto y María Santísima de la Victoria.

Cuarteleras:

Estando Jesús en el huerto
orando a su Eterno Padre
dormían todos sus discípulos
mientras él sudaba sangre.
 
Reina de la tierra y gloria
Madre de Dios salvador
mi Virgen de La Victoria
no apartes de tu memoria
a este pobre pecador.
 
Copla a Ntro. Padre Jesús de la oración en El Huerto
Estrofa I
Tres apóstoles duermen tranquilos
que la fe la derrotan los sueños,
tres apóstoles duermen y olvidan
cómo sufre esta noche el Maestro,
que entre sombra y reflejos de luna
entre dulces suspiros del viento,
ha sentido en la oscura distancia
que se rompe de angustias
su pecho.
Coro
Los olivos, el ángel, la sangre
por la frente vertida hasta el suelo,
los apóstoles duermen, la noche
se ha posado en sus ojos; silencio.
Y el discípulo Judas lo entrega
a la Chusma traidor, con un beso.
¡Que el Señor se ha inmolado
a la Cruz
por vencer a la muerte, en el Huerto! (bis)
 
Estrofa II
 
En silencio y perdido entre olivos,
de rodillas, rezando en el Huerto,
han brotado las gotas de sangre
de la frente a Jesús Nazareno,
por la pena de verlo afligido
presagiando el martirio cruento,
a calmar sus dolores un ángel
ha bajado esta noche del Cielo.
 
Estrofa III
 
Un farol, un tropel que camina
con callados susurros, blasfemos,
el gentío se acerca: ¡la Chusma
que ha llegado esta noche
a prenderlo!
Y el discípulo Judas lo mira
y lo entrega, traidor, con un beso
el Señor los perdona callando,
y ellos caen, pasmados al suelo.
 
Letra: Carlos Delgado
Música: Rafael Sánchez
 

Triduo en esta Semana :  María Santísima de la Amargura.

Cuarteleras:

Miércoles Santo en la tarde
brilla el pueblo de hermosura
porque visita sus calles
la Virgen de la Amargura
la más bella de las Madres.
 
Miras con tanta ternura
a tu Hijo el Redentor
“sentao” en la Piedra Dura
que te guardas tu dolor
Madre mía de la Amargura.
 

Copla a Mª. Santísima de La Amargura

(Con el corazón desecho)
 
Con el corazón deshecho
de amargura y de dolor,
por un puñal en el pecho
se consumía tu amor. (bis)
 
Pues a tu Hijo Divino
se acercaban a prender,
y así ese pueblo asesino
te dejó sola, Mujer.
 
Ves a Jesús en el suelo
humildemente sufrir,
te llena de desconsuelo
el saber que va a morir.
 
Y por la senda, Amargura,
viendo a Jesús con la Cruz,
Madre mía, tu hermosa
resplandece cual la luz.
 
Como una estrella en la tarde
luces divino rubí,
hoy tu pueblo de fe arde
y se postra frente a ti.
 
 
Pues lo amargo de tu pena
te quisiera consolar,
y al ver tú cara serena
solo te puede cantar.
 
Estribillo
¡Qué amargura hay en tu pecho
Madre Divina María!
y ahora sé que por mis hechos
se renueva cada día,
Amargura… María!
 
Letra: Carlos Delgado
Música: Rafael Sánchez